15.9.08

Alonso del Río

No creo que exista un solo vocablo en ninguna lengua que pueda describir lo que es la vida, pero si tuviera que escoger uno, eligiría la palabra paradoja. Por donde la miremos, la vida es una paradoja. Es paradójico que tengamos que empezar hablando de la unidad cuando es justamente la conclusión final del entendimiento y la meta de todos nuestros esfuerzos. ¿Cómo empezar a explicar lo que tal vez sólo se puede comprender cuando se termina de entender?¿Cómo explicar lo sagrado de las cosas que quiero decir cuando la dimensión de lo sagrado es tal vez tan sólo una semilla en tu interior?¿No es paradójico que cuando recién empiezas a disfrutar y entender el misterio de la vida sobre este planeta ya tengas que partir?,¿que el más grande maestro de la vida se llame error?,¿que no puedas retroceder la película y hacer las cosas bien desde el principio?¿Por qué duele tanto conocer el verdadero amor? Tengo una larga lista de preguntas y me imagino que cada uno tendrá la suya, pero la única respuesta que encaja en todas es: bendita paradoja.
-Alonso del Río

Hace poco le escribí al maestro cusqueño Alonso del Río para agradecerle la luz que me ha brindado la lectura de su libro Tawantisuyo 5.0. Me honra haber recibido un e-mail en respuesta, donde pone lo siguiente:

Querida R, no te imaginas la alegría que me dá tu comentario y saber que realmente te llegó el mensaje. No me molesta que lo cites, me llena de alegría, es más, he renunciado a todo derecho de autor pero el dinero me sirve para ayudar a financiar una pequeña escuela gratuita que tenemos en el Cusco. Sé que nunca será un exito editorial pues es demasiado sincero, pero sólo pretende llegar a gente como tú que ya tienen el poder de atraer cosas buenas, cosas reales. Te lo digo con toda sinceridad, ayúdame en lo que puedas a difundirlo, porque en este momento es medicina para este mundo. Y estamos peleando una gran batalla entre la luz y la oscuridad. Recibe todo mi amor y mucha fuerza, gracias otra vez.
-Alonso

Gracias a tí, Alonso, y esperamos tenerte por España muy pronto.

5 comentarios:

Analía dijo...

A mí lo que más me impresiona es la carta. Esa batalla entre la luz y la oscuridad... y su interés por difundir un poco de paz en este maltratado mundo... Ojalá tenga suerte, porque lo que es acá, vamos de mal en peor...
Besos

Jordi dijo...

Muchos andamos luchando por eso. Así que no estan solos.

Es el momento de luchar por dar la luz porque donde hay luz no hay oscuridad.

Un saludo

Jordi

Fata Morgana dijo...

Pues fíjate que yo creo que conviven. Hasta en el arte se nota. Cuestión de quilibrio.
Y ojo, que no es justicia poética. ;)

Fata Morgana dijo...

Sí, Ana, y para colmo estoy viendo Zeitgeist -o como se escriba. La teoría de la conspiración no hace más que echarle oscuridad a la oscuridad.
Por suerte ya la acabo, la tenía pendiente y quise darme el disgusto de mirarla. ¿Qué tal por Barna, wapa?

Analía dijo...

Zeitgeist a mí no me gustó, en mi opinión está muy inflada y no cuenta nada nuevo. El director es un desconocido del que si buscás, no encontrás nada; para mí que Z. es una maniobra de Google, jejej...

En Barna no creas que está pa tirar cohetes. Ahora empiezo las clases, así que...